18 de julio de 2017

THE WIZARD OF OZ.


Fotografía: Lulu Pujols


Sin embargo -dijo el Espantapájaros, yo pediré un cerebro en vez de un corazón, 
pues un tonto sin sesos no sabría qué hacer con su corazón si lo tuviera. 
-Yo prefiero el corazón -replicó el Leñador, 
porque el cerebro no lo hace a uno feliz, y la felicidad es lo mejor que hay en el mundo. 
El maravilloso mago de Oz